ODR legal

IVA por la compra de un coche. El Supremo no acepta que los autónomos lo deduzcan todo.

El Tribunal Supremo dicta una sentencia que afecta de forma directa a los autónomos. Y es que el Alto Tribunal ha dado la razón a la Agencia Tributaria al considerar que un trabajador por cuenta propia no puede deducirse por defecto todo el IVA correspondiente por la compra de un vehículo.

Su sentencia contradice a la que había dictado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Hacienda había presentado un recurso de casación contra ella. Ahora, el Supremo se ha puesto de parte del fisco y establece que,

Por regla general, el autónomo podrá desgravarse hasta el 50% del IVA por la compra de un coche. Esto implica reconocer que éste se usará tanto con fines profesionales como personales fuera de lo que ellos consideran horario laboral.

Así, será responsabilidad del autónomo demostrar que el vehículo tiene un fin laboral exclusivo. Sólo así se podrá aplicar la deducción de todo el IVA. Pero es algo que no es fácil de demostrar de cara a la administración. Aunque en la mayoría de casos pueda ser verdad…

Cambio de criterio sobre el IVA a deducir

Según el criterio del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, en cambio era la Agencia Tributaria la encargada de acreditar que el coche del autónomo tenía un fin personal, además de laboral. Por ello apostaba por una deducción por defecto del 100% del IVA. Esto suponía para el trabajador por cuenta propia recuperar el 21% del coste del coche nuevo.

“El Tribunal Supremo da respuesta a una cuestión espinosa. La prueba que se exige al contribuyente, de que utiliza el vehículo en la actividad en un porcentaje superior al 50% (llegando incluso al 100%), es imposible o diabólica. En este punto desconoce la práctica administrativa denegar sistemáticamente las distintas pruebas aportadas por los contribuyentes. Cuando éstos intentan demostrar que utilizan el vehículo de forma exclusiva en la actividad”.

El Supremo plantea un mundo ideal que poco o nada tiene que ver con la realidad. Una realidad que a diario sufren los contribuyentes y asesores fiscales a la hora de acreditar a la AT una afectación del vehículo a la actividad exclusiva. O al menos superior al 50%. En dicho mundo ideal Hacienda valora positivamente las pruebas aportadas. Además considera en muchos casos que dicha afectación exclusiva se ha acreditado. Esto permitiría al contribuyente deducir el 100% del IVA en la compra del vehículo. Nada más lejos de la realidad”.

 

Sin embargo hay motivos para la esperanza. Si al contribuyente le fuera imposible aportar una prueba para poder acogerse a la deducción total del IVA se estaría vulnerando la directiva comunitaria que se aplica en este tributo.

¿A parte del IVA, qué gastos del coche son deducibles?

Muchos autónomos utilizan su vehículo en su actividad económica para visitar a clientes o proveedores. Tambié para desplazarse a reuniones o por viajes de trabajo dentro del territorio nacional por ejemplo. Y son muchos los gastos que genera el vehículo para el trabajador por cuenta propia. Amortizaciones, reparaciones, seguro, gasolina, plaza de garaje, peajes o parking. Y el criterio de Hacienda es muy restrictivo.

Por ello, es conveniente saber si tales gastos pueden ser deducidos en el IRPF. Así mismo probar que un vehículo está afecto a la actividad para desgravarse gastos. Seguro, gasolina, plaza de garaje, reparaciones o la amortización del coche. Y cómo defenderse si Hacienda niega tal deducción.

Otros gastos deducibles del autónomo que trabaja en casa

En términos generales, se puede desgravar los gastos relacionados con la propiedad del inmueble. Como amortizaciones, basuras, IBI, comunidad de propietarios… Y ello, en la proporción en que el inmueble resulte afecto a la actividad. Por ejemplo, si la vivienda del contribuyente tiene 100 m2, y utiliza para su actividad 20 metros, podrá deducir un 20% de los citados gastos.

No obstante, Hacienda también plantea restricciones. Por ello conviene conocer cómo se deben incluir estos gastos y en qué proporción en la declaración de la renta de cada año.

En ODR  tenemos la experiencia y los recursos necesarios para resolver procesos jurídicos que se complica en muchas ocasiones. No dude en consultarnos.