nacimiento

Modificación de medidas por el nacimiento de un nuevo hijo fruto de otra relación sentimental

¿Puede el cónyuge no custodio, solicitar una reducción de la pensión alimenticia por el nacimiento de un nuevo hijo fruto de otra relación sentimental ?
¿El nacimiento de nuevos hijos fruto de una relación posterior,  supone causa suficiente para dar lugar a la modificación de las pensiones alimenticias establecidas a favor de los hijos de una anterior relación?

A esta pregunta responde la reciente sentencia 61/2017 (Sección 1ª) de 1 de febrero de 2017.

En un principio los Tribunales establecían que ese nuevo nacimiento en nada afectaba a la pensión de alimentos del hijo o hijos anteriores.

Con posterioridad, el Tribunal Supremo sentó el criterio de que cabía reducir la pensión de alimentos por el nacimiento de un nuevo hijo,

 

“siempre y cuando la nueva pareja sentimental no tuviera recursos propios para el alimento del hijo, dado que tiene la obligación como progenitor/a de contribuir a su sustento”.

Interpretacion

Según criterios fijados por Tribunal Supremo en sus Sentencias 10.07.2015, 30.04.2013 y 61/2017 (Sección 1ª) de 1 de febrero de 2017:

“Sin duda el nacimiento de nuevos hijos, tanto en sede matrimonial normalizada como en otra posterior tras la ruptura, determina una redistribución económica de los recursos económicos de quienes están obligados a alimentarlos para hacer frente a sus necesidades. No es lo mismo alimentar a uno que a más hijos, pero si es la misma la obligación que se impone en beneficio de todos ellos”.

“Ahora bien si el sustento de hijo es una carga del matrimonio, lo importante será conocer el caudal o medios con los que cuenta la nueva unidad familiar, para lo que se hace preciso probar si la madre contribuía económicamente al sostenimiento de dicha carga o por el contrario el sustento del hijo quedaba a expensas exclusivamente del padre, -situación ésta que sí redundaría en una disminución de su fortuna…”

“El nacimiento de nuevos hijos fruto de una relación posterior, no supone, por sí solo, causa suficiente para dar lugar a la modificación de las pensiones alimenticias establecidas a favor de los hijos de una anterior relación, sino que es preciso conocer si la capacidad patrimonial o medios económicos del alimentante es insuficiente para hacer frente a esta obligación ya impuesta y a la que resulta de las necesidades de los hijos nacidos con posterioridad»(…)».

Por tanto

Para que prospere la demanda de modificación de mediadas, no basta únicamente con el nacimiento de un nuevo hijo, siendo preciso además, que la capacidad patrimonial o medios económicos del alimentante sea insuficiente para hacer frente a esta obligación ya impuesta, y a la que resulta de las necesidades de los hijos nacidos con posterioridad, unido a la falta de capacidad económica de la nueva pareja sentimental.

Escenario de pobreza absoluta

Estamos, en suma, ante un escenario de pobreza absoluta que exigiría desarrollar aquellas acciones que resulten necesarias para asegurar el cumplimiento del mandato constitucional expresado en el artículo 39  CE y que permita proveer a los hijos de las presentes y futuras necesidades alimenticias hasta que se procure una solución al problema por parte de quienes están en principio obligados a ofrecerla, como son los padres».

Por tanto, dos son los criterios a tener en cuenta para que proceda una modificación de la pensión de alimentos establecida a favor de los hijos de una anterior relación;

  • nacimiento de hijos de una nueva relación 
  • conocer el caudal o medios con los que cuenta la nueva unidad familiar, conforme al  artículo 152.2 del CC:

“Cuando la fortuna del obligado a darlos se hubiere reducido hasta el punto de no poder satisfacerlos sin desatender sus propias necesidades y las de su familia“. 

Ante una situación de dificultad económica habrá de examinarse el caso concreto y revisar si se ha conculcado el juicio de proporcionalidad del artículo 146 del CC:

“Todos los hijos son iguales ante la Ley y todos tienen el mismo derecho a percibir alimentos de sus progenitores, conforme al artículo 39 de la Constitución Española, sin que exista un crédito preferente a favor de los nacidos en la primitiva unión respecto de los habidos de otra posterior fruto de una nueva relación de matrimonio o de una unión de hecho del alimentante”.

En ODR estamos especializados en Divorcios. Tenemos la experiencia y los recursos necesarios para resolver este proceso que se complica en muchas ocasiones. No dude en consultarnos.